Visit Pablo Zarate / DESIGN + ART
Pablo Zarate / DESIGN + ART

Tenemos que hablar de Autopromoción

Dentro de cualquier rama creativa la promoción es importante, pero… ¿Por dónde empezamos? ¿A quién le hablamos? ¿Cómo nos mostramos?

Promote your fucking self.

Entender cómo auto-promocionarse, no sólo puede impulsar nuestra carrera sino que ademas es una gran ayuda para la exposición de nuestro portfolio.

“ ” No hay excusas Para no tener un portfolio

Hoy en día aquel creativo que ande por la vida sin un portfolio es un desubicado. Un no-profesional. Alguien en el camino del error.

No existen excusas válidas para no tener una presencia online donde incorporar nuestro trabajo.

Actualmente hay millones de servicios gratuitos y pagos, de gran calidad, dispuestos a darnos nuestro espacio en la web:

Servicios online

También hay otras opciones para explorar.

En el caso que creamos que ninguno de los servicios disponibles suplen nuestras necesidades específicas, entonces:

“ ” También se vale armar una web propia

A través de una web personal la promoción de nuestra marca, identidad y trabajo se vuelve más sencilla y metódica.

Tener un lugar online al cual podamos incorporarle trabajos y proyectos para luego promocionarlo es parte de nuestra actividad y es algo que requiere esfuerzo y mucho sudor

Tiempo & Trabajo

1 Cómo Empezar un portfolio

Todo portfolio debería ser personal y mostrar de manera eficaz nuestros talentos. Sin embargo, suele ser muy complicado juzgar y seleccionar nuestro propio cuerpo de trabajo.

Nuestra objetividad se vuelve fácilmente influenciable cuando se trata de evaluarnos a nosotros mismos.

Es nuestra obligación detectar tempranamente si nuestro juicio se ve afectado. Si así fuera, hay un solo antídoto.

Autocrítica

Si entendemos que nos cuesta elegir, debemos pedir ayuda. Una buena solución es invitar a otros colegas a que miren nuestros trabajos y escojan por nosotros cuáles son aquellos donde nos destacamos más.

Así lograremos una curación de nuestro propio catálogo.

No temamos si luego de preguntar, muchos de nuestros trabajos terminan siendo tachados.

“ ” Siempre es mejor mostrar poco pero bien

Y por sobre todas las cosas siempre es mejor mostrar aquello que nos gusta hacer y que quisiéramos comenzar a hacer en un futuro.

Prestemos atención a nuestro talento. Que sepamos hacer muchas cosas bien no es lo mismo a que queramos seguir haciéndolas.

Algunos jóvenes profesionales o creativos que aún no han tenido experiencias con clientes propios, pueden caer en una trampa muy tentadora.

“No tengo nada para mostrar”

Esta idea es, posiblemente, el obstáculo que más comúnmente ponemos en nuestro camino.

bullshit Mentira

Todo talento, aún en su etapa mas temprana, debe ser mostrado y es sólo a través de la ejecución y práctica que lograremos mejorar.

La pregunta que debemos hacernos es:
¿Cómo logramos un portfolio sin clientes?
La respuesta es simple: a través de PROYECTOS PROPIOS.

“ ” La mejor forma de mostrar cuán buenos somos

Cuando recién empezamos, es importante lograr un ambiente lo suficientemente fértil donde podamos ver crecer nuestras ideas. Los proyectos propios representan justamente eso, por 2 simples razones:

  1. 1. NO HAY CLIENTES: Esto se traduce en evitarnos perder tiempo haciendo presupuestos, en perseguirlos para que nos paguen, en idas y vueltas completamente innecesarias.
  2. 2. CONTROL CREATIVO: Nosotros decidimos todo. Colores, formas, tipografía, intención, discurso, narrativa, conceptos, etc. Nosotros elegimos los recursos que usaremos para demostrar lo que sea que queramos hacer.

Con estos puntos a favor, la creación de un proyecto que nos enorgullezca se hace posible. Sin embargo, es bastante común creer que al terminar el trabajo demos la tarea por finalizada.

“ ” La promoción finaliza el proyecto

Entendamos una realidad. Todo lo que hacemos sólo es justificable si vive afuera de nuestro metro cuadrado, si lo mostramos, lo enseñamos y lo divulgamos.
Si muere con nosotros, da lo mismo haberlo hecho que no.

2 Cuál es La audiencia adecuada

Digamos que tenemos un portfolio mostrable. ¿Dónde comenzamos? ¿A quién se lo mostramos o quiénes nos interesa que lo vean? ¿Nuestros amigos y colegas conocidos? ¿O tal vez hay algo más útil?

Para nuestra vida creativa, es vital recibir feedback. Ese feedback debe ser objetivo e inalterable de cualquier afecto. Por lo menos al principio de nuestra carrera, cuando lo que buscamos es mejorar.

“ ” Buscando feedback en gente que no nos quiere

No hablo de gente que nos odie o a la que le caigamos mal. Hablo de expandir nuestros círculos. Hablo de ganar colegas nuevos, de elevar nuestro ángulo de visión e influencia para conseguir el máximo provecho de la comunidad creativa.

Afortunadamente para nosotros, la expansión de círculos se nos da ejecutando acciones muy sencillas y auto impulsadas. Por ejemplo:

  1. • Generando discusiones •

    Antes de esperar que el público nos hable. Primero debemos iniciar y abrir el diálogo nosotros. Las discusiones no se van a dar mágicamente. Tenemos que comenzar a crear, en todos los medios posibles, las chances de diálogo. Recién allí se empezará a generar el ida y vuelta que queremos. Un ejemplo: Si lo que deseamos es que algún colega nos comente algún proyecto, debemos comentar su trabajo primero.

  2. • Demostrando interés •

    Dejemos algo bien claro, si no demuestran un interés auténtico por su profesión y por el trabajo que hacen… al mundo le va a interesar muchísimo menos.
    Sean auténticos, respeten lo que hacen y disfruten del proceso. Si eso se nota, la audiencia se sentirá atraída hacia ustedes.

Tips

  1. • Compartiendo un solo link

    Dado que existen tantos servicios online donde poner nuestros trabajos, suele ser bastante tentador publicar un mismo proyecto en varios lugares en simultáneo. Esto no está mal, sin embargo, a la hora de compartirlo a través de las redes sociales, debemos ser coherentes. Debemos elegir aquel donde el proyecto se destaque más y compartir únicamente ese link. Dirijamos la atención de nuestra audiencia.

  2. • hablando con su propia voz

    Los servicios como Behance tienen la opción de asociar nuestros perfiles con nuestras redes sociales. Esto hace que cada vez que publicamos un proyecto, automáticamente se anuncie por todos lados. El problema de esto es la igualdad. Todos los usuarios de Behance son promocionados de la misma forma. Desaparece por completo nuestra personalidad. Evitemos estos automatismos y comencemos nosotros a anunciar que hemos publicado un trabajo nuevo. Usemos nuestra forma de hablar, nuestras expresiones, nuestra voz.

  3. • Siendo Descriptivos

    La telepatía no existe y tampoco podemos pretender que nos entiendan si no hacemos un esfuerzo por ser claros.
    Asumamos que la audiencia a la que queremos llegar no nos conoce, no ve con nuestros ojos. Nuestra tarea es guiarlos a través de las descripciones y los detalles de aquel proyecto que queremos mostrar. Seamos atentos y el publico se sentirá cómodo con nosotros.

“ ” Nadie nos debe nada Busquemos nuestra audiencia Feedback para conseguir feedback Comentar para obtener comentarios

Nuestro público está ahí, esperando que lo vayamos a buscar. No va a venir solo. Le debemos enseñar el camino para encontrarnos. Debemos hablar claro y ser transparentes.

La iniciativa es nuestra.

3 Honestidad en nuestra comunicación

La honestidad no sólo se trata de ser claros y transparentes con la audiencia. También tiene que ver con nosotros mismos.
Dado que todo lo que hacemos y cómo nos mostramos debe vivir por afuera de nuestro metro cuadrado, tenemos que empezar a tratar a nuestro nombre como nuestra MARCA.

Todo lo que hacemos, comentamos y pensamos de nuestra profesión está firmado por nosotros. Nos debemos atención y cuidado. Lo último que queremos es asociar nuestros nombres con cosas que no nos representan o con ideales que no compartimos.

Respeten
sus
nombres

No hay otra forma de ser tomados en serio.
La reputación es importante.

“ ” No engañen a su audiencia

Nuestra meta es generar una conexión con el público. Esa conexión no puede ser falsa. Debemos ser proactivos, auténticos y con una voz propia. Si los tratamos bien, ellos responderán generosamente.

Puede ser que queramos separar nuestro “ser persona” de nuestro “ser profesional”, y optemos por usar un nombre de “fantasía” en lugar de nuestro nombre propio. Para aquellos que prefieran esto, un consejo:

Si no usan su nombre No simulen
ser una
agencia

Ni un estudio, ni un equipo multidisciplinario, ni un ejercito de talentos.
Esto también es una forma de engaño.

Hablen en singular, no tengan miedo de contar su historia, quiénes son o qué esperan de su profesión.

A medida que vayamos ejecutando estas acciones, con honestidad, transparencia e interés, el público comenzará a aparecer y con ello las críticas, los comentarios, los halagos, las preguntas, las propuestas, etc. Cuando eso suceda —será inevitable— seamos educados.

Tarea para el hogar Aprendan
a decir
gracias

El agradecimiento debe ser practicado de manera religiosa. No queremos ser ese profesional engreído que no tiene tiempo para decir gracias. No olviden que un creativo educado se enaltece muchisimo por sobre uno que no lo es. Seamos nobles, la audiencia lo merece.

Conclusión final

La idea es que comencemos a prestarle la atención que se merece esta parte vital de nuestro trabajo que es la auto-promoción. Generemos discusiones, hagamos comentarios, demos feedback y a cambio recibiremos lo mismo y con creces.

Se empieza hoy y se empieza de a poco. C'est tout.

Gracias.

© 2014